Galerías

Top 10: Downsizing

Los turbos y los compresores fuerzan la entrada de aire a los cilindros del motor de dos maneras distintas, el turbo es impulsado por los gases de escape del motor transmitiendo esta fuerza al aire en la admisión, mientras que el compresor funciona mediante una correa que el mismo motor mueve. Ambas tecnologías mejoran la eficiencia del motor, con un base potencial de 7.5%, al tener una mayor cantidad de aire (oxigeno) en los cilindros, lo que mejora la explosión. Esto permite que los fabricantes ofrezcan motores más pequeños que, sobrealimentados, alcanzan una mayor potencia. Esta tendencia es conocida como Downsizing, como por ejemplo los motores EcoBoost de Ford, TSI de Volkswagen, o TwinAir de FIAT.