Galerías

Ford Mustang Bullitt, el original

Para grabar la película fueron utilizados dos Ford Mustang GT Fastback 390 de 1968. El primero desapareció sin dejar rastro, mientras que el segundo, fue encontrado en México y lo volvimos a ver en el pasado Salón de Detroit en manos de Molly McQueen, la nieta de Steve. Bajo el capot, este modelo cuenta con un poderoso V8 390 6.4 L que además de generar un sonido embriagador, era capaz de producir 325 CV. Todo el poder era enviado a las ruedas traseras mediante una transmisión manual de cuarta. Gracias a la combinación entre poder con ligereza (1.518 kg) y maniobrabilidad, en la película este vehículo es capaz de derrotar al poderoso y pesado Dodge Charger.

Noticias asociadas a la galería